Los universos creativos de la música y la alta relojería convergen en la serie ‘180’

En cinco episodios, cada uno capturado por un director de cine diferente, la miniserie 180 por Audemars Piguet tiene una misión: llevar las emociones de la alta relojería a encuentros inéditos con artistas emergentes.

Los artistas, encontrados un proyecto colaborativo que se difundirá en la página web de la maison de relojería, sintonizan con una búsqueda para llegar a los corazones de las personas a través de la música. Forma parte de un proyecto que nació en 2019 con el objetivo de crear experiencias personalizadas para los amantes de la música.

«Una canción, una actuación o un reloj mecánico acabado a mano no solo transmiten emociones, sino que reflejan el proceso creativo, la pasión y el talento de las numerosas personas que trabajaron juntas,» explicó Audemars Piguet en el comunicado sobre 180. «Al alentar a los artistas emergentes a explorar diferentes territorios y ampliar los límites de la música, esta miniserie contempla los desafíos personales y colectivos de la creación conjunta».

A lo largo de los años, Audemars Piguet ha fomentado sinergias creativas entre la alta relojería y el mundo de la música a través de colaboraciones con expertos en la materia.   Con 180, pone a prueba y fomenta talentos emergentes internacionales.

«Come Around» con Betta Lemme y THe LYONZ

El segundo episodio de la serie, titulado «Come Around» y que se estrena este 11 de enero de 2021, se sumerge en las profundidades del proceso creativo entre los artistas Betta Lemme y THe LYONZ. Bajo la mirada del director Patrick Antoniewicz, sus distintos orígenes musicales convergen en una nueva banda sonora original a través de una colaboración espontánea a lo largo de dos días.

La música, cantante y compositora Betta Lemme, que se lanzó al escenario internacional debutando con el disco de oro digital «Bambola», se inspira en el pop orquestal de los 60, la música dance de los 90, así como en los universos eclécticos de la música de artistas como David Bowie y Missy Elliott. 

audemars piguet 180
Foto: Cortesía.

Por el contrario, el estilo musical del grupo THe LYONZ combina hip hop y música electrónica a través de capas sintéticas muy procesadas, patrones de batería cambiantes, instrumentos musicales tratados y versos melancólicos. 

El resultado de la fusión entre ambos es un universo sorprendente y rebozado de texturas sonoras a través de sus voces e instrumentos. Un experimento social que se traduce en melodías fascinantes al poner a dos artistas desconocidos en una habitación.

No te pierdas el estreno de la segunda parte de la miniserie a través de las redes sociales de la maison de relojería.

La entrada Los universos creativos de la música y la alta relojería convergen en la serie ‘180’ se publicó primero en Esquire.