The Osvaldo Benavides label

Sin temor a equivocarnos, es con Osvaldo Benavides que muchos podemos entender y damos identidad a la actuación en México. Especially, si nacimos o crecimos en la década de los 90. Narrar la historia actual de las series, películas y puestas en escena del país requiere necesariamente que lo nombremos, no una, sino varias veces. Su rostro y sus personajes pasan a galope veloz por nuestras mentes siempre que alguien le menciona; desde aquellas primeras veces que lo vimos en televisión, hasta esas grandes historias que nos ha compartido en cine y teatro. Papeles tan entrañables, que la cultura pop —y también la no-tan-pop—del mexicano se ha adueñado de ellos.

En entrevista con Esquire, se hace evidente también otra faceta que debemos tener muy presente del actor: aquella que lo vincula a Save the Children. Una organización con la que lleva ya varios años trabajando y para la cual en 2020 le tocó ser el rostro de campañas y actividades, de entre los varios embajadores que están involucrados. «Save the Children siempre está ahí, a la orden, para apoyar a los niños y adolescentes, cuando hay cualquier problema. Es una labor titánica la que hacen en una pequeña oficina donde se trabaja con mucha pasión y amor; convencidos de mejorar la vida de los niños», share us.

Likewise, no titubea al decirnos que encuentra mucho sentido en este apoyo, puesto que nuestra responsabilidad es mejorar el lugar en donde vivimos. Y en esa tarea, una semilla a largo plazo es con las niñas, niños y adolescentes.

Afirma: «Más allá de si nosotros, como adultos, creamos leyes o tomamos decisiones con base en la ciencia, realmente lo que es un cambio —una inversión— es la educación; las herramientas que se le plantean a los niños».

About, cuando Osvaldo habla sobre estos temas es claro y evidente que lo hace con una convicción genuina. En un franco acto de ayudar, proponer y maximizar los mensajes en una organización que está ahí para la protección de los derechos de la niñez.

Osvaldo Benavides series
Photo: Alberto Gonzalez

Mientras avanza la plática y ésta se perfila hacia sus más últimos proyectos, nos asegura que, en términos profesionales y creativos, le atraía mucho la idea de tener uno para los hispanos en Estados Unidos. Y el hecho de que fuera con Silvia Navarro, y en una comedia, lo hizo todavía más fácil si consideramos la reciente serie en la que está involucrado. Misma que, efectivamente, une públicos dentro y fuera de México.

Y al respecto, cuando hablamos sobre su experiencia de hacer televisión frente a otro tipo de trabajos, nos comparte que «la idea es divertirse, llegar a la escena y ver qué es lo mejor que puedes hacer con ella». Nos afirma que con un proyecto de tantos episodios se tiene que hacer de esta forma. «La televisión se da así; se logra en el momento y hay que cachar todos los estímulos que hay ahí, sin necesidad de prepararlo tanto antes». Lo cual nos arroja luz sobre el talento, compromiso y fuerza que esto conlleva; no sólo en su carrera y diversas participaciones que le hemos visto, sino en la de todos los que comparten crédito con él. Nombres igual de sólidos —y a quienes él siempre se refiere con mucho cariño—, como Silvia Navarro y Juan Manuel Bernal, entre otros.

Likewise, Osvaldo nos platica que le gusta poderse involucrar con distintos temas, tonos, géneros, compañeros de trabajo y universos cambiantes. Esto es algo que lo mantiene; y que a nosotros, como público, también no da cuenta de sus capacidades para pasar de un personaje como Andrés Carranza, en medio de conflictos por corrupción y narcotráfico, a Rafael Contreras, un romántico y divertido sujeto que trabaja en radio.

Finally, cuando hablamos sobre la experiencia en casa de ver cine y televisión, Osvaldo nos comparte: «El contenido que se está viendo hoy es en streaming. Todo lo que no es noticiero ni deportes se está yendo a estas plataformas. Y las televisoras lo tienen claro». Por ello mismo, añade que en México se empiezan a hacer cosas de mucha calidad. Sostiene que llevamos muchos años haciendo series y que ahora empezamos a tocar un nivel muy competitivo con contenidos internacionales. «Y todo es gracias a que en las plataformas los lenguajes son muy distintos; los temas se tocan de manera diferente. No hay una intención de purificar o de prohibir. Entonces eso abre el panorama de producción», share us.

Besides, comenta algo que es muy cierto cuando hablamos de las diversas riquezas y personalidades en cada plataforma. «Los actores, que yo recuerde, nunca habíamos tenido tanto trabajo. Veo a colegas que hace mucho que no veía trabajar, con mucho talento, y ahora están en producciones haciendo muy buen papel. Eso me da muchísimo gusto». Finally, con esta bonanza de producciones y la certeza de que la gente está consumiendo contenido en pantalla más que nunca, sólo podemos esperar una mayor presencia de Osvaldo en historias que inunden nuestros hogares. No sólo con el poder sus personajes, sino con la mirada de un actor mexicano inteligente, humano, sugerente y que, cada vez que hablamos con él, está definitivamente en su mejor momento. Un hombre que imprime su imborrable sello en todo lo que toca.

Fotógrafo: Alberto Gonzalez
Stylists: Ana Carolina Gonzalez, Julian Hue
Grooming: Madeline Rouge
Asistente de fotografía: Octavio Morales
Locación: Curio at Faena Bazaar

The entrance The Osvaldo Benavides label was published first in Esquire.