Cómo hacerse un chequeo en casa para prevenir el cáncer testicular

Todo lo que debes saber sobre cómo hacer un chequeo de testículos. Datos, pasos e información para que cuides de tu salud.

De acuerdo con la Sociedad Americana del Cáncer, aproximadamente uno de cada 250 hombres desarrollará cáncer testicular en su vida y la probabilidad de morir a causa de la enfermedad es de 1 entre 5mil. No suena tan aterrador, ¿cierto? Sin embargo, considerando que en el mundo hay casi 4 mil millones de hombres, la probabilidad de que tú o yo padezcamos cáncer testicular aumenta muchísimo. Especialmente, si eres joven.

La edad promedio al momento de realizarse el diagnóstico de cáncer testicular es de aproximadamente 33 años. Es decir, si ya tienes veintitantos, 30 o superas esta edad, debes estar muy al pendiente. Porque esta enfermedad afecta principalmente a los hombres jóvenes y de mediana edad.

Eso no quiere decir que si tienes hijos o hermanos más pequeños no les vaya a suceder nada. Alrededor de 6% de los casos ocurre en niños y adolescentes; lo cual nos indica que debemos ser más conscientes sobre este tema y lo suficientemente abiertos como compartir el cuidado de nuestra salud como hombres. De hecho, se recomienda que los hombres entre los 13 y 35 años se hagan una autoevaluación una vez al mes

Cuanto antes se detecte, mayores serán nuestras posibilidades de vencerlo.

Ésta es la mejor práctica para comprobar si tienes cáncer de testículo.

Antes de comenzar, conoce tu anatomía

  • No te preocupes si un testículo es más grande que el otro o cuelga más bajo. Eso es normal.
  • Es fácil confundir el epidídimo con una masa inusual. El epidídimo es un conjunto de tubos en espiral que recubren la parte posterior y superior de cada testículo. Es la parte del sistema reproductivo donde los espermatozoides «maduran» o aprenden a nadar. Se sentirá más suave y con más bultos que el testículo al que está adherido.
Cómo hacer un chequeo de testículos Ducha
Foto: Bence Balla-Schottner

Ahora sí, mientras estás en la ducha con agua tibia…

  1. Párate con los pies separados a la altura de los hombros.
  2. Con los dedos pulgar, índice y medio de una mano, mueve suavemente un testículo hacia adelante y hacia atrás.
  3. Trata de palpar cualquier crecimiento o masa que se presente como un nódulo duro en el testículo.
  4. El examen debe ser rápido sin necesidad de apretar o pellizcar el testículo. Debe ser relativamente indoloro. Si hay un crecimiento, podría –aunque no siempre– presentar algo de dolor o malestar.
  5. Repite los pasos 1 a 4 con el otro testículo.

Nota: La torsión testicular es una condición que a veces se confunde con cáncer testicular. Esto ocurre cuando el cordón espermático se enreda y corta la sangre al testículo. Esto suele ir acompañado de dolor e hinchazón y debe tratarse como una emergencia médica.

La situación está en que, si nos duele alguna parte de nuestro pene o testículos, dejemos la vergüenza atrás y vayamos con un especialista.

Afortunadamente, la mayoría de las masas testiculares no son cancerosas. Sí requieren una visita al médico, porque pueden causar un malestar intenso e infertilidad, pero no temas ir con un experto. Podríamos estar hablando de quistes, infecciones, lesiones menores, varicocele (varices) o hidrocele (acumulación de líquido).

Cómo hacer un chequeo de testículos hombre
Foto: James Barr

¿Qué debes hacer si encuentras algo?

Consulta a tu médico lo antes posible. En promedio, los hombres esperamos entre cuatro y seis meses para programar una cita, lo que podría permitir que el cáncer se propague. Mala acción. Sabemos que a ninguno de nosotros nos emociona mucho hablar de nuestros testículos, pero si se trata de salvar nuestra vida… ¿qué más podemos hacer?

Además, te aseguramos que ese paso por el consultorio no será ni la mitad de malo de lo que te imaginas. El examen es rápido, indoloro y te piden hacer una ecografía, que es un procedimiento de diagnóstico sin molestias y sin radiación. Cosa de minutos.

La entrada Cómo hacerse un chequeo en casa para prevenir el cáncer testicular se publicó primero en Esquire.