Cierre del hoyo en la capa de ozono del Ártico ¿y el Antártico?

Sí, leíste la noticia sobre el cierre del hoyo en la capa de ozono del Ártico, pero aún falta el Antártico.

Hace algunos días se anunció con bombo y tarola el cierre del hoyo en la capa de ozono en el Ártico. Sin dudas, algo que celebrar. Pero ¿qué pasa con el hoyo en el Antártico?

La Universidad Nacional Autónoma de México confirmó el cierre de el hoyo en la capa de ozono del Ártico, pero también aclaró que existe todavía un gran problema en el polo opuesto de la tierra.

“El hoyo sobre la Antártida, en el Polo Sur, continúa su
cierre paulatino desde hace 30 años”.

Esto lo aclaró Graciela Raga, del Centro de Ciencias de la Atmósfera de la UNAM, además de confirmar que el hoyo en la capa de ozono que se cerró hace algunos días se ubica en el Ártico, la masa de hielo que flota sobre el mar en el Polo Norte del planeta.

“Se cerró por cuestiones dinámicas, cuando las ondas y flujo de
los vientos dieron lugar a que se rompiera el vórtice en la estratósfera del Polo Norte”, dijo la especialista.

No te pierdas: La capa de ozono se está curando: estudio

PROBLEMAS DISTINTOS

La investigadora detalló que ese agujero es distinto al que está sobre la Antártida, en el Polo Sur, cuyo cierre continúa y es paulatino desde que en la década de los 90 del siglo pasado, cuando se suspendió el uso de los clorofluorocarbonos en el planeta.

“Los clrofluorocarbonos son compuestos químicos que destruyen esa capa que nos protege de la radiación ultravioleta”.

El hoyo en la estratósfera de la Antártida es del que siempre escuchas hablar en las noticias. Que se haya producido un agujero tan profundo sobre el Ártico, es inusual.

Puedes leer: Efecto en el clima por coronavirus será efímero: expertos

CÓMO SE FORMARON LOS HOYOS

Explicó que durante el invierno en ambos hemisferios (norte y sur) se forma un vórtice con vientos muy intensos, que circulan alrededor de cada Polo.

Estos vientos impiden que se mezcle el aire de las zonas subtropicales y tropicales con el aire que queda encerrado en la zona polar, cuya frontera serían estos vientos muy intensos, expuso.

“El agujero se cerró en la primavera por factores
dinámicos en la atmósfera”.

Ese evento fue inusual porque no es frecuente que el vórtice permanezca sin romperse en el hemisferio norte, lo que dio lugar a que se destruyera el ozono. Esto fue lo que ocurrió:

1. Durante el invierno, sin luz solar, las temperaturas llegan a 70 u 80 grados bajo cero, y se forman nubes estratosféricas polares que son importantes en la destrucción del ozono.

2. Cuando llega la primavera en cada hemisferio, se produce la destrucción acelerada del ozono del aire que ha quedado encerrado por el vórtice polar.

3. La distribución de masas continentales en el hemisferio norte, y que el Ártico sea un océano con hielo flotando sobre el mar, en lugar de un continente como la Antártida, hacen que los vientos no tan frecuentemente constituyan un vórtice cerrado.

Por tanto, las concentraciones de ozono fueron mayores que del hoyo situado sobre la Antártida durante la última primavera.

El hoyo sobre la Antártida es el que nos afecta porque deja pasar la luz ultravioleta, muy dañina para la vida, y se está recuperado lentamente.

“Es el único éxito (aunque muy lento) de la política ambiental a nivel internacional
de las últimas décadas”, concluyó.

Como puedes leer, sí se cerró el hoyo en la capa de ozono, pero no el que nos importaba.

Sigue reduciendo tu huella de carbono. 

Con información de DGCS UNAM.

OTROS TEMAS DE INTERÉS:

Encuentran coronavirus en el semen de pacientes infectados

Cómo mantener la salud mental en tiempos de Covid-19

Día de la Tierra: 10 curiosidades para conmemorarlo

Los efectos psicológicos del coronavirus

Mike Tyson regresa al cuadrilátero a los 53 años

The post Cierre del hoyo en la capa de ozono del Ártico ¿y el Antártico? appeared first on Men’s Health México.