Big Bang Theory: 8 cosas que no han envejecido muy bien de la famosa serie

Con el paso del tiempo y la evolución del mundo hacia una sociedad inclusiva, algunos de los programas favoritos de los últimos años han perdido su encanto. Desde Sex and the City, un retrato del materialismo y las amistades tóxicas, hasta F.R.I.E.ND.S con su homofobia, transfobia y gordofobia… Realmente, pocos se salvan de las críticas, incluyendo algunos de los más recientes. Tal es el caso del famoso sitcom Big Bang Theory.

El programa, que sigue a los cuatro nerds más adorados de la televisión moderna junto a su guapa vecina, envolvía en sus chistes algunos tonos preocupantes. Desde pedofilia (que, desafortunadamente, fue un ángulo común de sus puntadas desde la cuarta temporada), hasta sexismo rampante y la burla ofensiva hacia muchos estereotipos. A casi 2 años de su final y 14 de su estreno, analizamos la serie para darnos cuenta de todas esas cosas que han dejado un mal sabor en Big Bang Theory.

1. Los estereotipos denigrantes y racistas

big bang theory
Foto: Cortesía.

Uno de los aspectos más preocupantes de la serie fueron los múltiples estereotipos que perpetua. Desde la cosificación de las mujeres rubias, hasta la apariencia física de los hombres que pertenecen a la cultura geek o la construcción profundamente racista del personaje de Raj Koothrappali y la cultura de su origen hindú, Big Bang Theory está plagado de imágenes denigrantes de algunos grupos.

2. El machismo hacia sus protagonistas femeninas

big bang theory
Foto: Cortesía.

Es quizá una de las cosas que más se le ha criticado a la serie: el tratamiento de sus mujeres. Penny, la clásica girl next door, apareció con un fin práctico: ser la protagonista sexy del programa. Claro, no hay ningún problema con ser guapa. Sin embargo, los escritores decidieron replicar el estereotipo de la rubia tonta.

Y eso no es todo; las actitudes de sus hombres hacia ellas es particularmente sexista. Desde la incapacidad de Raj Koothrappali para hablarle a las mujeres sin tomar alcohol (tras lo cual se vuelve extremadamente insistente), o el incesante acoso y sexualización de Howard Wolowitz hacia varias antes de enamorarse de Bernadette Rostenkowski.

3. Demasiados comentarios sobre pedofilia

Foto: Cortesía.

A partir de la cuarta temporada, por algún motivo a la casa productora le pareció gracioso integrar excesivos chistes involucrando furgonetas, niños y dulces. Lo escuchamos más de una vez, y honestamente con la primera muchos sintieron (con razón) que era demasiado. Algunos han debatido que deberían censurarse estas líneas particulares.

4. Justificar el comportamiento ofensivo de los hombres por ser genios

big bang theory
Foto: Cortesía.

La mayoría de los chistes que hace Sheldon Cooper son de carácter ofensivo. Sin embargo, todos parecen resbalar por el simple hecho de que su alto IQ no le confiere un sentido común «normal». Es una creencia común que algunos síndromes como el asperger o autismo leve (que se ha señalado este personaje podría tener) inhiben la capacidad de sentir empatía, sin embargo lo contrario ya se ha demostrado por estudios científicos. Muchas veces en la serie, los comportamientos más problemáticos de Sheldon Cooper y sus amigos se justifican con su nivel de inteligencia superior, junto con el estereotipo del geek socialmente incompatible.

5. Las mujeres científicas no pueden ser guapas

big bang theory
Foto: Cortesía.

En un giro desafortunado y que tristemente se ha replicado millones de veces en la televisión, las dos científicas residentes del programa son víctimas del terrible estereotipo de la ñoña fea que no sabe vestirse. Tanto Amy Farrah Fowler como Bernadette Rostenkowski están caracterizadas bajo la idea de que una mujer en el mundo de las ciencias no puede ser guapa, ni verse bien. El final de la serie reforzó esta creencia, cuando la primera pasa por un cambio de look dramático tras ganar un premio Nobel.

6. Los chistes homofóbicos

Foto: Cortesía.

Un elemento replicado hasta el cansancio en los sitcoms es la relación platónica entre dos personajes masculinos. Pero cada vez que se hace referencia a la misma, abundan los chistes homofóbicos y la masculinidad frágil. En el caso de Big Bang Theory, los personajes de Raj Koothrappali y Howard Wolowitz fueron los conductores de varios momentos ofensivos de este tipo.

7. Su preocupante representación de la salud mental

Foto: Cortesía.

Aunque Stuart Bloom no era uno de los protagonistas, si fue uno de los personajes más queridos de la serie. Sin embargo, es una representación muy peligrosa de una persona que padece depresión seria. Constantemente es víctima de una caracterización patética, que nunca profundiza en el verdadero problema del personaje.

8. El alcoholismo y la drogadicción de Penny

Foto: Cortesía.

Con tantas historias sobre adolescentes y adultos jóvenes que mueren debido al consumo excesivo de alcohol u otras drogas en Estados Unidos, agregar ese elemento a la historia de Penny Teller siempre fue incómodo. Ya sea la cantidad de vino y cerveza que bebió o las historias que contó sobre su adolescencia, es una representación preocupante de un problema muy serio en la actualidad.

La entrada Big Bang Theory: 8 cosas que no han envejecido muy bien de la famosa serie se publicó primero en Esquire.